09 de abril de 2020

Facilitamos alianza entre empresas de delivery y gremio de taxis para reparto de pedidos

Facilitamos alianza entre empresas de delivery y gremio de taxis para reparto de pedidos

Debido a las restricciones de circulación impuestas por la autoridad sanitaria para evitar la propagación del Covid-19, las aplicaciones de pedidos han tenido una fuerte demanda, que ha derivado en mayores tiempos de entrega.

En las últimas semanas, los servicios de reparto a domicilio han experimentado una fuerte demanda, con dificultades para cumplir con los despachos en plazos breves. Por otra parte, el gremio de los taxis ha sido afectado por la disminución en la cantidad de pasajeros. Por ello, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, estableció un puente de comunicación entre estos dos rubros, que permitirá a los taxistas realizar deliverys para dos empresas de reparto, a las cuales podrían unirse más en el futuro.

“El impacto de la crisis sanitaria por Covid-19 ha sido fuerte sobre el sector transportes, independientemente del tamaño de las empresas. Todos enfrentan dificultades mayores. Por otra parte, las cuarentenas han generado alta demanda por servicios de despacho a domicilio. Cuando vimos que había tiempos largos para el despacho, nos dimos cuenta de la oportunidad que generaba unir las partes. A partir de eso llamamos a los gerentes de dos de las empresas de reparto y generamos el contacto con asociaciones representativas de los gremios de taxi”, explicó la Ministra Gloria Hutt.

En el país hay más de 33 mil taxis básicos que podrán desarrollar estas labores. Los conductores, previa inscripción en las aplicaciones de delivery, como Rappi y Cornershop, y cumpliendo los requisitos que establecen esas empresas, podrán realizar repartos a domicilio.

En este sentido, la Ministra aclaró que “nosotros no tenemos un rol coordinador ni hacemos seguimiento. Las inscripciones son individuales y voluntarias, y las transacciones, su monto y condiciones, no las regula el Ministerio”.

Siguiendo las recomendaciones de la autoridad sanitaria, las empresas de reparto a domicilio han adoptado una serie de medidas para prevenir el contagio de coronavirus, entre ellas se incluye la entrega de los pedidos sin contacto físico con el usuario, para mayor seguridad del repartidor y el cliente.